domingo, 17 de mayo de 2015

"Charlas de fogón "

De barba blanca y clinera
por la vincha sujetada
como imagen conservada
de la vieja montonera...
Nunca supe ni quien era,...
siempre andaba serio y mudo..
Arisco ,como el peludo,
era mirarlo nomás
pa verlo rumbiar pa atrás
como juyendo al saludo.

Su ranchito de terrón
de verlo guapiar...guapiaba
y la cumbrera se arqueaba
pidiendo ayuda al horcón.
Raro era que en el fogón
al aclarar no lo hallara,
siempre escondiendo la cara
yerbiaba como empacao
mirando el suelo callao
cual si la tierra le hablara.

Una tarde intencionao
a guitarrear me senté
y el estilo que canté
fue como pial de volcao.
Escuchó disimulao,
saludó por vez primera.
Luego,como si temiera
que algo le pudiese hablar,
dispacio volvió a rumbear
al hueco de su tapera.
Asi lo más principal
de aquel viejo conocí
corazón de camoatí
escondido en un zarzal!
Supe que era un oriental
de esos que tuito lo han dao
y mueren arrinconaos
a ponchasos con la vida
pues la PATRIA los olvida
después de haberlos usao!!!

El viejo. - Marcos Velázquez. (músico y poeta uruguayo)
Primer premio en el Concurso de El Cielito en el año 1965